domingo, 25 de septiembre de 2016

EVANGELIO 26º DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

LUCAS 16, 19-31

Dijo Jesús a los fariseos: «Había un hombre rico que se vestía de púrpura y de lino y banqueteaba cada día. Y un mendigo llamado Lázaro estaba echado en su portal, cubierto de llagas, y con ganas de saciarse de lo que caía de la mesa del rico. Y hasta los perros venían y le lamían las llagas. Sucedió que se murió el mendigo, y fue llevado por los ángeles al seno de Abrahán. Murió también el rico y fue enterrado. Y, estando en el infierno, en medio de los tormentos, levantó los ojos y vio de lejos a Abrahán, y a Lázaro en su seno, y gritando, dijo: "Padre Abrahán, ten piedad de mí y manda a Lázaro que moje en agua la punta del dedo y me refresque la lengua, porque me torturan estas llamas". Pero Abrahán le dijo: "Hijo, recuerda que recibiste tus bienes en tu vida, y Lázaro, a su vez, males: por eso ahora él aquí consolado, mientras que tú eres atormentado. Y además, entre nosotros y vosotros se abre un abismo inmenso, para que quieran cruzar desde aquí hacia vosotros no puedan hacerlo, ni tampoco pasar de ahí hasta nosotros". Él dijo: "Te ruego, entonces, padre, que mandes a Lázaro a casa de mi padre, pues tengo cinco hermanos: que les dé testimonio de estas cosas, no sea que también vengan ellos a este lugar de tormento". Abrahán le dice: "Tienen a Moisés y a los profetas: que los escuchen". Pero él le dijo: "No, padre Abrahán.  Pero si un muerto va a ellos, se arrepentirán". Abrahán le dijo: "Si no escuchan a Moisés y a los profetas, no se convencerán ni aunque resucite un muerto"».


SEÑOR, la parábola del rico epulón y el pobre Lázaro aclara problemas de justicia, cuya solución escapa a quienes sólo creen en esta vida. La panorámica que nos da la fe cristiana es la auténtica dimensión del hombre: peregrino por este mundo hacia la Patria. Así podemos entender lo que decías en el Sermón del Monte: ¡Bienaventurados los pobres, los que sufren, los misericordiosos…porque suyo es el reino de los cielos! Cuestión de perspectiva trascendente, cuestión de fe.

lunes, 19 de septiembre de 2016

RECORDATORIO DEL IX CONCURSO DE FOTOGRAFÍA "REINA DE LAS HUERTAS"


Recordamos las bases del IX Concurso de Fotografía "Reina de las Huertas":


1º.- Podrán concurrir a este concurso todas las personas que lo deseen, exceptuando los miembros de la Junta de Gobierno de la Hermandad y el jurado de dicho concurso.

2º.- El tema versará sobre la Solemne Procesión de Alabanza de Nuestra Señora del Carmen Coronada.

3º.- Cada participante podrá hacerlo con las fotografías que desee sin limitación de ellas, fijándose el tamaño en 30x40cm. ó 30x45cm., en sentido vertical u horizontal, a color o en blanco y negro e irán montadas sobre cartulina blanca tamaño 40x50cm. ó 40x55cm., respectivamente.

4º.- Las fotografías deberán entregarse en un sobre, junto con otro sobre cerrado en el que se indicarán los datos del participante: nombre, dirección, teléfono de contacto y correo electrónico. Indicando en el mismo “IX Concurso de Fotografía Reina de las Huertas”.

5º.- Las fotografías serán enviadas a la Hermandad de Nuestra Señora del Carmen Coronada, Parroquia de San Sebastián, C/ Murcia, 2, 04004-Almería.

6º.- El plazo de presentación será hasta el 30 de septiembre de 2016.

7º.- Los premios que se establecen son los siguientes:
-          Un Primer Premio en metálico de 100€, entrega de reconocimiento y publicación de la fotografía en el cartel de la Hermandad de Nuestra Señora del Carmen del año 2017
-          Un Segundo Premio en metálico de 60€, entrega de un reconocimiento y publicación de la fotografía en la portada de la Revista “Reina de las Huertas” nº14 del año 2017

8º. El jurado estará compuesto por:
-          Tres miembros de la Junta Directiva de la Hermandad de Nuestra Señora del Carmen Coronada
-          Un fotógrafo
-          Un impresor

9º.- El jurado se reunirá en la primera quincena de noviembre de 2016 y el fallo se hará público en noviembre de 2016.

10º.- El archivo digital de las fotografías premiadas deberá entregarse antes del 15 de diciembre de 2016. En el caso de que dicho archivo digital no fuese entregado el premio será declararlo nulo, reservándose la Hermandad el derecho a decidir sobre el premio en este supuesto.

11º.- El fallo del jurado será inapelable quedando las obras premiadas en poder de la Hermandad, reservándose ésta el derecho de su reproducción y posterior utilización.

12º. Una vez reunido el jurado, la Hermandad contactará telefónicamente con los participantes para darles a conocer el fallo del mismo, así como proceder a la devolución de las fotografías presentadas y no premiadas, lo que podrán hacer del 1 al 15 de diciembre de 2016.

13º.- El jurado si así lo estimase oportuno, podrá declarar desierto cualquiera de los premios.

14º.- Las fotografías que no se ajusten a las bases anteriormente citadas quedarán automáticamente fuera de concurso.


15º.- La participación en este concurso implica la total aceptación de las presentes bases.

domingo, 18 de septiembre de 2016

EVANGELIO 25º DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

LUCAS 16, 1-13


Dijo Jesús a sus discípulos: «Un hombre rico tenía un administrador, a quien acusaron ante él de derrochar sus bienes. Entonces lo llamó y le dijo: "¿Qué es eso que estoy oyendo de ti? Dame cuenta de tu administración, porque en adelante no podrás seguir administrando". El administrador se puso a decir para sí: "¿Qué voy a hacer, pues mi señor me quita la administración? Para cavar no tengo fuerzas; mendigar me da vergüenza. Ya sé lo que voy a hacer para que, cuando me echen de la administración, encuentre quien me reciba en su casa". Fue llamando uno a uno a los deudores de su amo y dijo al primero: "¿Cuánto debes a mi amo?". Éste respondió: "Cien barriles de aceite". Él le dijo: "Aquí está tu recibo; aprisa, siéntate y escribe cincuenta". Luego dijo a otro: "Y tú, ¿cuánto debes?". Él contestó: "Cien fanegas de trigo". Le dijo: "Aquí está tu recibo, escribe ochenta". Y el amo felicitó al administrador injusto, por la astucia con que había procedido. Ciertamente, los hijos de este mundo son más astutos con su gente que los hijos de la luz. Y yo os digo: «Ganaos amigos con el dinero de iniquidad, para que, cuando os falte, os reciban en las moradas eternas. El que es de fiar en lo poco, también en lo mucho es fiel; el que es injusto en lo poco, también en lo mucho es injusto. Pues, si no fuisteis fieles en la riqueza injusta, ¿quién os confiará la verdadera? Si no fuisteis fieles en lo ajeno, ¿lo vuestro, quién os lo dará? Ningún siervo puede servir a dos señores, porque, o bien aborrecerá a uno y amará al otro, o bien se dedicará al primero y no hará caso del segundo. No podéis servir a Dios y al dinero».


SEÑOR, desearía que no se cumpliera en mi vida lo que dices de los hijos de este mundo, que son más astutos que los hijos de la luz. Tú eres mi luz y mi salvación, ¿a quién temeré? Tú eres la defensa de mi vida, ¿quién me hará temblar? Contigo pondré en juego todas mis luces, para no dejarme vencer por la astucia de los hijos de este mundo, e iluminar a los demás con el testimonio de mi vida unida a ti por el amor y la misericordia.

sábado, 17 de septiembre de 2016

BIENAVENTURANZAS DEL CAMINO

Bienaventurado eres, peregrino, si descubres que el camino te abre los ojos a lo que no se ve.
Bienaventurado eres, peregrino, si a lo largo del camino has encontrado compañía, otros que han decidido caminar contigo hasta el fin.
Bienaventurado eres, peregrino, si en el camino has recorrido la senda del silencio y la soledad y en ellas te has encontrado con Dios.
Bienaventurado eres, peregrino, si en el camino has cargado con otra herida que no es la tuya, con otro peso que no es el tuyo, con otra vida de que el camino te ha hecho responsable.
Bienaventurado eres, peregrino, si has dado un paso atrás para ayudar a otros, si has esperado al que se retrasa, si has animado al abatido.
Bienaventurado eres, peregrino, si en el Camino buscas la Verdad y la Vida y la encuentras en Jesucristo y en su Evangelio.
Bienaventurado eres, peregrino, si el corazón se llena de gratitud ante el don que recibes de continuo.
Bienaventurado eres, peregrino, si el camino te ha hecho paciente y humilde contigo mismo y con los demás.
Bienaventurado eres, peregrino, si has hecho el camino de la Paz verdadera con todo hombre que has encontrado y has dejado tras de ti un signo de la Bondad del mismo Dios.
Bienaventurado eres, peregrino, si el camino te ha mostrado lea paradoja de la vida, la noche y el día, la lluvia y el sol, la tristeza y la alegría, y todo lo has acogido convirtiéndolo en ofrenda de vida.
Bienaventurado eres, peregrino, si el camino te ha dado a comprender que se llega al gozo de la meta a través de la senda de la cruz, de la renuncia, de la pérdida de la vida...
Bienaventurado eres, peregrino, si has recibido por serlo un desprecio y has respondido con una bendición.
Bienaventurado eres, peregrino, si el camino te ha enseñado que empieza cuando se acaba.
María del Prado González Heras, Agustina contemplativa

BIENAVENTURANZAS DEL CAMINO

Bienaventurado eres, peregrino, si descubres que el camino te abre los ojos a lo que no se ve.
Bienaventurado eres, peregrino, si a lo largo del camino has encontrado compañía, otros que han decidido caminar contigo hasta el fin.
Bienaventurado eres, peregrino, si en el camino has recorrido la senda del silencio y la soledad y en ellas te has encontrado con Dios.
Bienaventurado eres, peregrino, si en el camino has cargado con otra herida que no es la tuya, con otro peso que no es el tuyo, con otra vida de que el camino te ha hecho responsable.
Bienaventurado eres, peregrino, si has dado un paso atrás para ayudar a otros, si has esperado al que se retrasa, si has animado al abatido.
Bienaventurado eres, peregrino, si en el Camino buscas la Verdad y la Vida y la encuentras en Jesucristo y en su Evangelio.
Bienaventurado eres, peregrino, si el corazón se llena de gratitud ante el don que recibes de continuo.
Bienaventurado eres, peregrino, si el camino te ha hecho paciente y humilde contigo mismo y con los demás.
Bienaventurado eres, peregrino, si has hecho el camino de la Paz verdadera con todo hombre que has encontrado y has dejado tras de ti un signo de la Bondad del mismo Dios.
Bienaventurado eres, peregrino, si el camino te ha mostrado lea paradoja de la vida, la noche y el día, la lluvia y el sol, la tristeza y la alegría, y todo lo has acogido convirtiéndolo en ofrenda de vida.
Bienaventurado eres, peregrino, si el camino te ha dado a comprender que se llega al gozo de la meta a través de la senda de la cruz, de la renuncia, de la pérdida de la vida...
Bienaventurado eres, peregrino, si has recibido por serlo un desprecio y has respondido con una bendición.
Bienaventurado eres, peregrino, si el camino te ha enseñado que empieza cuando se acaba.

viernes, 16 de septiembre de 2016

PEREGRINACIÓN AL SANTÍSIMO CRISTO DE LA LUZ DE DALÍAS


Mañana,  sábado 17 de septiembre, las hermandades del Amor y de Nuestra Señora del Carmen peregrinan al Cristo de la Luz de Dalias. La peregrinación dará comienzo a las 18:30 horas en la Ermita de San Rafael de Pampanico con una Oración y bendición de peregrinos, para iniciar seguidamente el camino hacia Dalías, culminando en la Iglesia de Santa María de Ambrox donde se venera la Sagrada Imagen del Cristo de la Luz.
Se accederá al templo para ganar las indulgencias que el Papa Francisco ha dispuesto para este Año Jubilar de la Misericordia con las debidas disposiciones y culminando con la celebración de la Eucaristía.
Si aún no te has apuntado puedes hacerlo a través de las Hermandades o en la sacristía de la Parroquia de San Sebastián en horario de tarde.

jueves, 15 de septiembre de 2016

MARÍA AL PIE DE LA CRUZ


El Evangelio nos muestra a María a los pies de la Cruz. Jesús dice a Juan: “He aquí tu madre”. María “es ungida Madre”:
“Y esta es también nuestra esperanza. Nosotros no somos huérfanos, tenemos Madres: la Madre María. Pero también la Iglesia es Madre y también la Iglesia es ungida Madre cuando recorre el mismo camino de Jesús y de María: el camino de la obediencia, el camino del sufrimiento; y cuando tiene esa actitud de aprender continuamente el camino del Señor. Estas dos mujeres – María y la Iglesia – llevan adelante la esperanza que es Cristo, nos dan a Cristo, generan a Cristo en nosotros. Sin María, no habría existido Jesucristo; sin la Iglesia no podemos ir adelante”.

“Dos mujeres y dos Madres” y junto a ellas nuestra alma, que como decía el monje Isaac, abad de Stella, “es femenina” y se asemeja “a María y a la Iglesia”:

“Hoy, viendo a esta mujer ante la Cruz, firme en seguir a su Hijo en el sufrimiento para aprender la obediencia, al verla vemos a la Iglesia y vemos a nuestra Madre. Y también vemos nuestra pequeña alma que no se perderá jamás, si sigue siendo también una mujer cercana a estas dos grandes mujeres que nos acompañan en la vida: María y la Iglesia. Y así como nuestros Padres del Paraíso salieron con una promesa, hoy nosotros podemos ir adelante con una esperanza: la esperanza que nos da nuestra Madre María, firme ante la Cruz, y nuestra Santa Madre Iglesia jerárquica”.
Papa Francisco